miércoles, 29 de junio de 2016

Cómo quitarle el hombro a una playera (sin echarla a perder)


Hace más de un año que fui a un toquín de Acidandali y, como siempre, tuve que conformarme con una playera de hombre porque no había de mi talla.

En esos casos a veces me conformo con usar mis playeras de bandas como piyamas, pero esta es una bandotota que me gusta un buen así que decidí que esta playera es para lucirse.

Una de las formas más fáciles de modificar playeras es cortarles el cuello para que un hombro quede descubierto, pero si no lo haces bien, terminas con un cuello tan grande que ya nunca te la puedes volver a poner. 

Así que tiene su truco pero no se preocupen, aquí les explico paso a paso cómo porque soy bien cool.

Dobla tu playera a la mitad, de forma perfectamente simétrica, y marca con un gis el centro del cuello.


Toma una cinta métrica y mide de donde empieza uno de tus hombros, a donde termina el otro. En mi caso fueron 36 cm. Redondea siempre a una cifra par, recuerda que si tratas de hacerlo demasiado grande la arruinaaaas.


Calcula la mitad de lo que mediste (18 cm en mi caso) y mide esa distancia entre la marca que pusiste en el cuello y uno de los hombros de la playera. Marca con un gis el punto al que llegaste.


Corta un semicírculo entre los dos puntos, pero solamente la parte de delante de la playera. Esto es muy importante.


Luego toma la pieza que cortaste y úsala como stencil para cortar el otro lado. Recuerda que sólo estás cortando el frente de la playera.


Termina quitando la parte de atrás en una línea recta. Si tratas de hacerla circular también, te prometo que te vas a arrepentir porque se te va a caer :(


Listo, estira un poco el cuello, la misma tela se va a emparejar y no necesitas hacerle dobladillo. Ya te la puedes poner


Repite la operación con otras playeras de otras bandototas...


Para otras formas de modificar playeras haz click aquí :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pregunta, critica, opina... todo menos hacerme sentir que hablo sola. ¡Hey! zaz, creo que sí hablo sola...